Skip to main content

Ocho habitantes y un museo • Exposición de fotografías de Ana Martín

Vega de Liébana | Enterrías |  8 mayo |  31 agosto

Ocho habitantes y un museo | Exposición de fotografías de Ana Martín

‘Ocho habitantes y un museo’
Exposición de fotografías de Ana Martín
Las imágenes fueron tomadas en el mes de noviembre y muestran la realidad de un pequeño pueblo de Liébana en el que tan solo la mitad de sus 12 viviendas están habitadas de forma permanente.  Los protagonistas de la exposición son el Tío Arcadio, que con sus 90 años es pura historia viva del valle; Manolo y Begoña, que llegaron a Enterías desde Dobarganes, o Lines y sus dos hijos. Se han añadido también retratos de familias que, sin vivir permanentemente en el pueblo, abren sus casas familiares siempre que pueden, como Luisina y Ángel; Pili y Lili o Rosita y Mari Cruz que regentan el hotel con restaurante que funciona en el pueblo.

 

La Casa de las Doñas es un centro pionero en a conservación de la memoria y el patrimonio histórico y cultural y es la primera entidad privada reconocida como Colección Museográfica e integrada en la Red de Museos de Cantabria. Recibe cada año una media de 4.000 visitas. “Lo que he pretendido con este proyecto es dar fe de como este pueblo da pie a esta casa y como esta casa, a su vez, dinamiza la vida de Enterrías”, explicaba Ana Martín en la inauguración de la muestra. Por eso, en la exposición, ha añadido también algunos retratos de gente que se acerca a este rincón de Liébana para visitar el museo sí como detalles de la siempre sorprendente naturaleza del entorno.

 

La Asociación Hábitat, Terrazgo y Monte es quien gestiona el Museo de La Casa de las Doñas, un espacio que, además de organizar visitas guiadas por las distintas estancias de la casa, explicando la historia del valle a través de las vidas de quienes fueron sus habitantes durante el pasado siglo, organiza distintas actividades culturales que incluyen presentaciones de libros, recitales literarios, música en directo y jornadas temáticas. “Nuestra intención fue desde el principio expandir la cultura y el patrimonio así como dinamizar la vida de estos pueblos, cada vez menos poblados, cada vez con menos servicios. Queremos mantener ese espíritu colaborativo que siempre ha existido en las zonas rurales y queremos compartir momentos de celebración en los que la gente se encuentra, se divierte y disfruta de este ambiente de pueblo que es tan bonito”, afirma Francisco Gutiérrez, promotor de la iniciativa.

 

HISTORIA DEL PROYECTO

La idea que culminó con la apertura al público de La Casa de las Doñas pasaba por recuperar una vieja hacienda de campesinos del siglo XVI que había quedado abandonada en la década de 1980. Se trataba de un complejo con varias edificaciones: la zona donde se vivía, los edificios de servicios y los almacenes auxiliares de grano y cosecha; las cuadras y los pajares, así como los establos, la huerta con frutales, la zona donde se hacían las trillas y la hornera donde se preparaba el pan y se hacían salazones y embutidos además de destilarse el aguardiente.

 

Tras una profunda rehabilitación, respetando al máximo cada uno de los elementos, se recuperaron las colecciones etnográficas y se recrearon los distintos espacios tratando de reproducir, de forma fideligna, una forma de vida condenada a perderse para siempre. “Lo que los visitantes de la casa pueden disfrutar es una inmersión total en un modo de vida pasado que, sin ser tan lejano en el tiempo, parecía condenado a caer en el olvido si no fuera por iniciativas como esta”, explica Eva Bolado, directora de la Casa de las Doñas.  Para ello, se realizan visitas guiadas a la hacienda, que consta de 17 habitaciones, en pequeños grupos de no más de 10 personas y con una duración de 90 minutos cada pase. Una experiencia que acerca a los visitantes a la vida de los antiguos habitantes de la casa, conociendo sus vivencias, sus ritos, relaciones sociales, celebraciones familiares, transacciones comerciales, actividades económicas y la interacción con su entorno natural.

 

A partir del mes de junio, La Casa de las Doñas abrirá sus puertas a diario. Hasta entonces, las visitas se concentran durante los fines de semana o previa reserva en el teléfono 674 233 610.

 

ASOCIACIÓN HÁBITAT, TERRAZGO Y MONTE

La Asociación Hábitat, Terrazgo y Monte, entidad cultural sin ánimo de lucro, se constituyó en el año 1998 en Enterrías, Vega de Liébana con el fin de promover e impulsar todo tipo de investigaciones, estudios, trabajos y actividades encaminadas al conocimiento, conservación y promoción y difusión del Patrimonio Natural, Histórico y Cultural de la comarca de Liébana (Cantabria). En el año 2010 se refundó, ajustando sus estatutos a la Ley de Asociaciones vigente y cambiando de Junta Directiva.

El elenco de sus integrantes y colaboradores lo constituyen arquitectos, aparejadores, arqueólogos, abogados, historiadores, geógrafos, diseñadores, fotógrafos o pintores, entre otros profesionales, y un nutrido grupo de personas entusiastas defensores de los valores culturales de esta tierra.

Desde junio de 2011, gestiona con notable éxito el Conjunto etnográfico “Casa de las Doñas” en Enterrías. Desde la casa se crean sinergias con otros establecimientos hoteleros y/o culturales.

La Asociación está integrada en ACANTO, la Federación de Asociaciones para la Defensa del Patrimonio de Cantabria. Organización a la que pertenecen cerca de 20 asociaciones de ámbito regional.

Casa de las Doñas
Enterrías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *